El mundo griego

El mundo griego
Los juegos olimpicos de la antiguedad

El mundo romano

El mundo romano
Los gladiadores

La Edad Media

La Edad Media
Las Justas

El Renacimiento

El Renacimiento
La medicina deportiva

La edad moderna

La edad moderna
Las escuelas gimnasticas

martes, 22 de junio de 2010

La Edad Media: El juego de la palma (jeu de poume)


Era un juego de pelota practicado por la nobleza y el clero, y prohibido por la
propio clero y la propia nobleza. Es de origen francés, recibe su nombre del sistema utiliza para lanzar la pelota ( la palma de la mano ) y el antecedente del frontón y del tenis. Este juego consiste en que dos individuos se colocan en un terreno abierto que no tenía unas características propias, con una cuerda que los separa y se pasan la pelota de un lado al otro del terreno por encima de la cuerda, golpeando la pelota con la mano. La pelota era de lana y la cuerda de tela dura, los cuales, evolucionaron hasta llegar a convertirse en una pelota de lana con cuero y una cuerda con red, la cual, puso fin a las diferentes discusiones que se producían entre los contrincantes, que debatían si la pelota había pasado por abajo o por arriba.
Debido al deseo de jugar en días de lluvias, hacen que los jugadores busquen
recintos cubiertos, como pueden ser patios de castillo, sala de castillos, plaza, etc.… surgiendo así dos modalidades del Jeu de Poume:

- Palma larga: se juega al aire libre
- Palma corta: se juega en sitios cerrados.

Desde el siglo XII al siglo XVIII, conviven ambas modalidades del Jue de Poume, el originario ( largo ) y el sucedáneo ( corto ), cuyas modalidades eran más o menos la misma, aunque en el largo siempre se jugaba con cuerdas, mientras que en el corto unas veces si y otras no, hasta el siglo XVIII en que el corto desbanca al originario.
El sistema de puntuación era la del tenis actual ( 15 - 30 - 40 …), y el material era, en un principio la mano, pero sufre una evolución pasando por el guante, por la cazerole ( cacerola ), la battoire ( palas de madera ), raquetas de pergaminos, hasta llegar a las de hoy en día, que son las raquetas encordadas.
El juego fue tan popular en los reyes como los sacerdotes, a quienes se les prohibía jugar, según habían establecidos los altos cargos religiosos en varios concilios.
Debido al gran auge que tenían en este periodo la palma corta, le surge una
modalidad que va a derivar de ella denominada quarré, que era igual pero con dos paredes al fondo del terreno, las cuales, tenía una ventanilla por donde tenían que introducirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada